Tras criticar a Juan Cabandié con la conocida frase: “explicame qué es la dictadura”, entrevistarse con Jorge Lanata donde dio su agudo punto de vista, confrontar con Estela de Carloto y expresar su opinión respecto a la división entre argentinos, Alfredo Casero se ganó varias críticas de sus colegas.

Entre ellas, las de la actriz Florencia Peña. “Yo no sería tan contundente en una verdad ¿quién tiene la verdad? ¿Vos tenés la verdad? ¿Yo tengo la verdad? Yo te puedo decir que esta es mí verdad, o lo que yo creo, si salís con los tapones de punta te va a volver lo mismo... Terminemos con eso del miedo. ¿Miedo de qué podemos tener? Miedo tenía la gente que se tuvo que exiliar, que padecía por seguir una idea, miedo no tenemos ahora ¡por favor! Vivimos en democracia, podemos decir lo que pensamos, si él puede decir lo que piensa es porque vivimos en democracia. Cada uno puede decir lo que piensa, para un lado y para e otro ¿de qué estamos hablando?”, dijo en el programa Intratables.

Para finalizar habló del confrontamiento entre el actor y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto. “Yo la banco a morir, nos enseña sobre una lucha de hace décadas, sobre cómo sin violencia. ¿Quién puede hablar de dictadura que no sean las madres, las abuelas, los desaparecidos, los hijos de padres desaparecidos?, la banco a morir a Estela, me parece que Alfredo estuvo un poco violento en la manera de encarar el tema, debería haberlo hecho con más moderación”.

Tras estas declaraciones, y en pocas palabras, Casero respondió a la actriz con un tuit que decía: "YO puedo hablar de dictadura Flor Peña, un beso".

A decir verdad todo empezó cuando Eduardo Javier “Cabito” Massa Alcántara protagonizó con Casero la primera pelea en Twitter.
"A ver, enseñame lo que era la dictadura, Cabandié. Nací en 1962. Yo me banqué la dictadura de Onganía, me banqué a Lanusse, a Levingston, a Cámpora, a Isabel Martínez de Perón, a López Rega, a Menem [...] Dejame de joder y mirá los desaparecidos que se te están escurriendo ahora entre los dedos... María Cash por ejemplo, y tanta otras mujeres [...] Buenas tardes y perdón, pero esta militancia a lo Cabito, me asquea", escribió el actor, y desató la furia del conductor de Basta de todo, que contesto por el mismo medio.

"Asco te tendría que dar lo que dicen todos los que laburaron con vos. Ojalá algún día te conviertas en una buena persona". Con estos tuits se desato una guerra que continuó así:
-Casero: "Hacete cargo del estilo de militancia por lo menos, y te pido disculpas porque fue un exabrupto. Me exabrupté. Aparte, yo echo a la mierda a los pelotudos. Y es muy probable que hablen mal de mí, y sí, soy mala persona cuando soy enemigo".

Su ex compañero en “Cha, cha, cha”, Diego Capusotto, se paró en la vereda de enfrente y marcó enfáticamente en diálogo con INFOnews: "Los que se bancaron la dictadura tienen suerte de estar vivos, los que no se la bancaron fueron perseguidos o asesinados".

Por su lado, Gerardo Romano, referente del ambiente artístico también respondió al actor del grupo Clarín: "Fue para hacer puntos con Magnetto, por inmanencia y genuflexión, tiene inhabilidad ética y una opinión viciada. Nunca vi que tuviera una idea propia. Yo digo lo que pienso políticamente y sé que no me conviene para trabajar en Pol-ka (siendo un lugar donde me gusta trabajar) no es que se me escapa. Pero, para mí, es más importante tener huevos y una opinión ética y justa más allá de mi conveniencia personal".

El actor Coco Sily, en el programa de Jorge Rial, aclaró que pese a no estar de acuerdo con su opinión, igual respetaba su libertad de decir lo que pensara.

También habló del "Casero como persona y del Casero como actor": "Por Casero tengo una profunda admiración artística. Me causa envidia porque actúa muy bien, canta muy bien, hace todo muy bien, pero me cae pésimo como persona. No me parece buena gente. El trato que he tenido con él, las tres o cuatro veces que lo he visto, ha sido un trato hosco. Y los comentarios de los que han trabajado con él, son de que no volverían a trabajar con él". 

"No tengo ningún problema en encontrarme con él y decirle por qué considero que es un mal tipo. Exento de cualquier tintura política. Puede opinar distinto, pero no valoro sus opiniones políticas porque no tenés entidad", dijo Sily.

A favor de Casero

El multipremiado director de cine, Juan José Campanella, respaldó el discurso del integrante del elenco de Farsantes.
En el programa radial "Lo malo de ser bueno" de La Once Diez, Campanella dijo estar de acuerdo "con todo lo que dijo Casero". 

El actor y ex diputado radical Luis Brandoni se puso del lado de Casero porque “dijo lo que le parecía y salieron a matarlo, estas son las cosas que pasan, pero habrá que apechugar y decirle a Casero que estoy a su disposición, pero que no queda otra que aguantar, que resistir, porque si no se quedan los malos con todo”.

De todos modos Brandoni negó que haya “censura” en materia de trabajo para los actores. “No hay una lista negra, lo que si hay es una lista blanca, de preferidos, eso es evidente”. 

La advertencia del hijo

El hijo de Alfredo Casero, Nazareno, se metió en la polémica y le advirtió a su padre en su cuenta de Twitter que tenga cuidado ya que con la postura que tomó ahora lo apoyan personas como la defensora del robo de bebés en la dictadura, Cecilia Pando. 

“Che @ceciliapando , no entendiste bien, no? @alfredocasero1 no reivindica la dictadura, vos si. Padre, cuidado con estas lacras q pululan...” fue el tuit de Casero hijo previniendo a su papá.