Nota de Tiempo Argentino

El tango nunca fue uno solo. Y ahora mucho menos. Vencidos los diques que separaban a las nuevas generaciones del género los caminos para abordarlo y desarrollarlo se multiplican. La orquesta típica Ciudad Baigón expresa una perspectiva colectiva que es hija de la tradición del tango, pero también de algunas experiencias del rock. Ese camino autoimpuesto incluye qué tocar, cómo, dónde, de qué manera sostener económicamente esa propuesta y cómo hacerla circular. Su tercer disco, el reciente Elogio de la oscuridad, es la expresión más y mejor trabajada de su búsqueda. El álbum incluye dos letras del Indio Solari, lo que generó una gran curiosidad en mucho público alejado del tango. En rigor la conexión resulta bastante más natural de lo que muchos podrían suponer. Después de todo, el ex Redondos es el retratista urbano más emblemático de las últimas décadas.

El nombre de la orquesta impone condiciones de entrada. Está inspirada en el título de una canción del primer disco solista de Solari y rompe el registro tradicional de las típicas. "Es una forma de decir que expresamos el lado B de la ciudad y al mismo tiempo que no queremos apelar a nombres ni de personas, ni de tangos clásicos", explica Hernán Cabrera, pianista, compositor y director del proyecto.

Ciudad Baigón nació como una experiencia de estos tiempos. Antes de empezar ya sabían que para ellos no habría discográficas ni boliches de tango. Entonces, desde su nacimiento en 2007, se armaron como cooperativa y ganaron la calle. Durante meses tocaron en la esquina de Defensa y Carlos Calvo, con lo que no sólo sumaron rodaje, seguidores y problemas con los vecinos y la policía: "Tocábamos a la gorra y juntamos la guita para grabar nuestro primer disco, Ciudad Baigón (2008). Una parte de los gastos del estudio lo pagamos con bolsas llenas de monedas", revela Cabrera. Hoy la orquesta junto a Astillero y la agrupación El Mito de la Tarasca sostienen el Teatro Orlando Goñi.

Los antecedentes del cooperativismo en el tango tienen en Osvaldo Pugliese un referente ineludible. La independencia cuenta en los Redondos a su gran ícono. Y la creación dentro del tango de un espacio propio para tocar es una bandera que inmediatamente remite a la Orquesta Típica Fernández Fierro. El pianista revela: "Para nosotros es una influencia muy fuerte. Antes de empezar con Baigón investigué muy bien cómo funcionaba y se sostenía. De hecho Julián Peralta (primer director de la OTFF y actual de Astillero) fue profesor mío en la Escuela de Avellaneda. Desde lo musical también tenemos mucha empatía con la Fernández Fierro."

Pero todos estos esfuerzos y construcciones tienen significado después de la música. El sucesor de Destierro (2010), confirma el gusto de la orquesta por Pugliese y en menor medida por Troilo. Pero no es el resultado de una investigación exhaustiva del pasado ni pretende un continuismo enciclopédico. Ciudad Baigón eligió el tango –no el rock– como continente de expresión y lo sostiene a su manera. Con algunas decisiones estéticas valientes que también incluyen omisiones.

"El tango es de todos, pero también nuestro. Trabajamos con nuestras perspectivas. Con canciones, con información del pasado que surge naturalmente y otra del presente que aparece de la misma forma. Escribimos todo con acordes menores porque da un clima más ominoso que tiene que ver con las letras y con cómo vemos la ciudad. Y las dinámicas las trabajamos de una forma mucho más asfixiante porque hoy se siente y se escucha muy diferente de los 40. Queremos hacer la nuestra. No queremos vivir como taxidermistas del tango", concluye Cabrera. «

Relaciones redondas

En el Festival de Tango de 2011 Ciudad Baigón incluyó en su repertorio versiones en formato de tango de temas de los Redondos. Algunos de ellos fueron “Semen-up”, “Nuestro amo juega al esclavo”, “Espejismo” y “Rock yugular”. Eso propició un agradecimiento de Solari y una relación muy cordial. Antes de terminar Elogio de la oscuridad, Cabrera retomó contacto con el cantante y lo invitó a participar del trabajo. Solari le envió dos letras que pensaba que podían dar con el tono de la orquesta.

Para ver
¿CUÁNDO?

Ciudad Baigón presenta Elogio de la oscuridad este viernes a las 22 hs. en el CAFF, Sánchez de Bustamante 764.