Escenario abierto, 21 actores que se reeditan a cada instante, desde la legendaria guerra de Troya, cantada por Homero, hasta el genocidio atómico de Hiroshima. Al principio, una suerte de infierno en la tierra, y de ese magma caótico y en ebullición, surgen micro historias, pequeñas narraciones, manifiestos y alegorías que nos vuelven patente la experiencia cotidiana de la barbarie de las guerras.

 Así es la temática de Desde Troya, una obra intensa dirigida por Sergio Sabater y con una gran cantidad de actores en escena, y de excelentes actuaciones por cierto. Esta obra que continúa en cartel con un gran éxito desde hace más de un año, que ya tuvo su lugar de lujo que en el Espacio Cultural Nuestros Hijos, ex Esma, sigue en su derrotero escénico.De ese mencionado núcleo incandescente de exterminio guerrero, ataques, ciudades devastadas, bombardeos, un grupo de seres solitarios que cruza siglos y fronteras, intentan huir de las pesadillas de las guerras que el hombre ha sabido llevar a cabo.

 Esta claro que desde ese fondo amargo, emerge un gesto utópico: la posibilidad de iluminar la penumbra de la existencia sin apelar a la luz cegadora de la guerra, el desafío de construir una belleza más apacible. La rotación actoral, los efectos de imagen y sonido y las proyecciones, completan una historia de alto contenido emocional.

  “En nuestro trabajo no partimos de un texto dramático. El inicio del proceso creativo no fue la elección de un dramaturgo cuyo texto nos proporcionara la fábula, la historia o las situaciones que debían ser representadas. En busca de autonomía, renunciamos al autor, para encontrar nosotros, en la deriva lenta del trabajo, las huellas que nos guiaran, en la dirección del espectáculo”, explicó el director Sergio Sabater.

 “El ejército más numeroso de las guerras, es el de las viudas”. “Unos gusanos te visten, y otros te han de devorar”. Así fue siempre. La manipulación de unos pocos en detrimento de hordas que morían convencidos de una violencia injustificada. Los soldados que derramaron su sangre para que el emperador de turno pueda beber de su copa de plata. Esas tierras que conquistó jamás le pertenecieron. 

“El ejército más numeroso de las guerras, es el de las viudas”

-Tomaste una decisión importante cuando decidiste seguir este camino.

-Sí, fue una decisión arriesgada pero necesaria. Un camino arduo, pero que tal vez sea el único, capaz de preservar – para el teatro - un horizonte de descubrimientos y aventuras.

 Sabater destacó que “lejos de la idea de un teatro subordinado a la literatura, ajenos a la visión mecánica que, por carecer de estatura artística, sólo concibe a la escena como el lugar en donde el texto debe ser representado”. Sostuvo además que la búsqueda va detrás de escapar del “academicismo mediocre que, por falta de vuelo, imaginación y valentía, circunscribe la creación teatral a la escenificación del texto del autor y confina la tarea del actor a la de un intérprete sometido al imperio de técnicas dudosas...Así, en un clima de radicalismo artístico y pedagógico...iniciamos el viaje”.

 El punto de partida de Troya fue la exploración del espacio. El escenario de la Sala Marechal, del Departamento de Artes Dramáticas del IUNA; “un espacio vacío - y vacante - en el que, desde el principio, irrumpieron, los cuerpos. Veintiún actores y actrices del último año de la carrera de Actuación”.

 “Los cuerpos atravesados por los ritmos y los dinamismos del espacio. Enmarcados por los planos, agrupándose y dispersándose, elevándose, girando, cayendo, saltando. Avanzando y retrocediendo, en los bordes, en la periferia, en el centro”, detalló Sabater.

-Escena de la bomba es muy impactante, desde lo audiovisual y lo intenso del momento.

-Esa es la primera asociación: La bomba. Un artefacto que explota. Un objeto que condensa energía y que, por alguna causa extrema (roce, impacto, percusión etc.), libera calor, presión o radiación en un tiempo muy breve, causando estragos en los seres vivos y en la materia inerte. Es un objeto habitado por la idea del daño; noción inhumana y extrema, cuyo solo concepto implica destrucción, padecimiento y muerte. Es el embalaje que guarda sufrimientos futuros. Palabra que evoca, inmediatamente, la idea de la guerra.

“Por supuesto que hay una clara referencia a la historia. Al los gérmenes de aquella primera guerra tan absurda. Héctor y Aquiles luchan violentamente. Hay una clara alusión a ese momento histórico que ya cantaba la ILiada de Homero”, sostuvo la actriz Cecilia García Moreno, sobrina del rockero Charly García, quien ya fue espectador de Troya en una de sus presentaciones durante 2011.

 Agregó que “la obra es una revisión de la historia, de las absurdas guerras, de tanta muerte y violencia. Pero de esa oscuridad, emerge la posibilidad de iluminar la penumbra de la existencia sin apelar a la luz cegadora de la guerra, el desafío de construir una belleza más apacible”, como lo dice el último manifiesto de la obra. 

Troya desde adentro. Palabra de los actores  

Federico Ferreira, actor.

“Me enorgullezco de de compartir este proyecto con un hermoso grupo humano y de enunciar un mensaje sentido que nos posiciona en la vereda contraria a la guerra. Lograr nuestra independencia en el ambiente teatral e independizarnos del ámbito universitario es nuestro desafío”.

 Yanina Costa, actriz.

“El teatro es la posibilidad de anclar un pensamiento con el cuerpo y la palabra ; escapar de ello y crear junto a 20 actores una obra extremadamente imposible, ya que habla de algo que nunca podremos representar, que es " La guerra".Vemos en la guerra una poesía que Desde Troya ha existido y existirá hasta el fin de los tiempos.

 Luis Alejandro Roa Giorgi, actor.

"Es la posibilidad de poner en crisis lo que parece estar cotidianizado y desde una poética particular, llenar el escenario de imágenes cautivantes y cuestionadotas. Como artista se puede mostrar que hay otras formas de luchar y de enfrentarnos a lo que consideramos como negativo".

  Ayelén Avanthay, actriz.

“Es un universo en sí mismo, la poesía con que se llevan adelante los relatos, los manifiestos y con ellos las diferentes miradas de hechos bélicos por los que ha sido atravesada la historia de la Humanidad, remiten y hacen posible que 21 actores en escena lo recreemos”.

 Estefi Reali, actriz.

“Es un proyecto que creamos en conjunto con mucho esfuerzo y pasión, y hoy disfrutamos sus frutos cada día que nos subimos al escenario y recibimos el cálido y emocionante aplauso del publico”. 

Este VIERNES a las 20:30 hs. En la Sala Marechal del Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA).

French 3614, CABA.

RESERVAS AL: reservasdesdetroya@gmail.com

Facebook click aquí    

 

En escena, por orden alfabético:

Ayelén Avanthay, Florencia Baldi, Mercedes Camaño, Victoria Casellas, Eugenio Colusi, Yanina Costa, Sol Sorbello, Federico Ferreira, Edgardo García, Natalia Pérez, Cecilia Occhiuzzi, Juan José Moroni, Estefanía Reali, Daniela Rodriguez, Jaqueline Saavedra, Cecilia García Moreno, María Torresetti, Alejandro Roa Georgi, Nazareth Ratti Merchante, Juan Camilo Prada Granda, Santiago Lozano Balcazar

 

Ficha técnica:

Asistencia de Producción: Sol Altare/Fede Flotta

Asistencia de iluminación: Héctor Zanollo/Emilia Goity

Operación técnica: Alejandra Corral/Héctor Zanollo/Emilia Goity

Arreglos y música en vivo: Natalia Sabater/Julián Fernández Castro

Efectos sonoros/Tema de calle: Gustavo García Mendy

Asistencia artística: Alejandra Corral

Asistencia de dirección: Emilia Goity

Diseño de iluminación/Dirección de arte: Pehuén Stordeur

Dramaturgia: Sergio Sabater/Ana Rodriguez Arana

Dirección: Sergio Sabater

 

@diegopintos