La muerte de don Diego Maradona conmovió a todos. Tal es así que Guillermo Coppola, un viejo amigo y hasta un familiar más del clan Maradona, se acercó a la clínica Los Arcos para despedir al padre del Diez. 

Conmovido, el ex manager de Diego contó cómo fue el encuentro con la familia Maradona para despedir a don Diego: "Me abracé con Gianinna y con Dalma, que estaban muy emocionadas, igual que con Claudia". 

"El apellido de Diego trascendió cualquier frontera", expresó Coppola en el programa radial de Beto Casella, al tiempo que recordó los mejores momentos junto a su ex protegido: "Nunca me voy a olvidar de los asados en las concentraciones de la Selección, en las de Boca".

Siempre turbulenta pero también siempre fiel, la relación entre Diego y Guillermo se rompió en 2004, cuando el mejor jugador de todos los tiempos decidió iniciarle juicio a su ex manager. "Se quiso quedar con la plata de mis hijas", acusaba el Diez. En tanto, Coppola seguía sosteniendo: "Diego era mi amigo, mi gran amor".