En la búsqueda. Así podría pensarse que está Diego Ramos desde hace un tiempo. Actuó, se animó a la entrevista y ahora se pone al frente de un programa de juegos que desde hoy podrá verse los domingos en Canal 9. “Está cantado apunta a que sea un divertimento, una fiesta”, define Ramos el objetivo del ciclo donde comparte la conducción con Edith Hermida. Técnicamente, el programa se denomina game show musical, y consiste en que cinco jugadores compitan, cantando como puedan hacerlo (lo que importa es saber bien la letra), por un pozo de dinero en efectivo.

Diego Ramos acredita cierta experiencia en la conducción: la ejerció cuando estuvo residiendo en Colombia (“en un reality show”), en una emisión de los Kids Choice Awards y el año pasado en Lengua Viva, por CN23 (“pero era otra cosa: una entrevista, una charla”). 

A diferencia de esas experiencias, acá “el protagonista es el juego y el participante en sí”, dice Ramos y agrega que su compañera Hermida “la tiene mucho más clara en la conducción. Además el programa tiene ciertas pautas: está muy claro cuándo tiene que suceder cada cosa y cada juego. En una hora tienen que entrar ciertos juegos si o sí y no podés moverte mucho de eso. Obviamente hay cosas que surgen y está buenísimo, pero el programa arranca con cinco participantes y termina con uno, así que cada concursante le va poniendo su impronta. A mí me gustan las cosas muy divertidas, muy descontracturadas, pero muy ordenadas porque sino se puede volver todo un lío a los dos segundos.” 

El hombre al que de chiquito su mamá le hacía apagar la televisión porque “veía cualquier cosa” y podía pasar “24 horas viendo tele”, conserva esa pasión.

De acuerdo a lo que palpita Ramos con lo que llevan grabado, la gente se divierte. "Ahora hay mucho programa de canto, de talento, y acá más allá de tener eso, lo importante no es si cantan bien o mal, sino jugar, conocer, probar cosas. Así fue surgiendo, salió y así lo vivimos todos, de una manera muy descontracturada. Es un formato que lo estamos aprendiendo y me imagino que con el correr del tiempo, como todo, las clavijas se irán ajustando. Las primeras grabaciones van muy bien”, dice el conductor.

Ramos busca nuevos horizontes, pero no porque no le gusten los que persiguió hasta el momento. En sus palabras, sería: “Hace bastante que estoy tratando de probar otras cosas, conducción, dirección (teatro), no porque no me guste actuar más ni nada por el estilo, pero no necesito tanto ni el aplauso ni la aprobación de la gente, que me gusta, obviamente, pero me parece que no la necesito tanto. Si bien el conductor está en primer plano, acá los participantes son los protagonistas, no yo. Entonces me parece que es mucho más relajado. Y también me pasa dirigiendo teatro... los nervios que se los fumen otros; quiero comerme esos nervios pero desde otro lugar, más mirando el todo. No sé, cada vez me estoy tirando más para otro lado.” 

El hombre al que de chiquito su mamá le hacía apagar la televisión porque “veía cualquier cosa” y podía pasar “24 horas viendo tele”, conserva esa pasión. “Sigo la serie Sense8 -comenta-, vi la última temporada de Spartacus, Orange is a New Black, Mad Men, todas”, cuenta. Y cree que sus nuevas búsquedas no tienen que ver con lo que comúnmente se dice salir del encasillamiento: “No me parece que alguien se despierte a la mañana y diga: lo quiero ver a Ramos en tal cosa; ni en pedo. Básicamente soy un actor, pero desde lo más básico: actúo y punto. Hoy me toca hacer una comedia, mañana un drama, lo que fuera.” Igual, reconoce cierta rareza en los cambios: “Cuando entré a mi primera clase de teatro fue para ser actor, no para ser famoso. Lo que hago me gusta y no lo sufro para nada, al contrario; me está pasando por otro lugar. Nada es tortuoso ni angustiante, ni la pasé mal ni estoy replanteándome mi carrera. Obviamente me encantan el aplauso y la admiración, pero no es que lo necesito.”

El sueño del músical propio

Se puede decir que el amor de Ramos por lo que hace es tan grande como la ambición de sus proyectos. "Estoy viendo con dos productores diferentes dos comedias para la compra de derechos. El gran problema es que se me ocurrieron dos musicales: me gusta mucho el musical y la cosa integral, para eso estudio y estudié, y viajo, veo, hago. ¡Pero son carísimos! Mientras sigo trabajando en teatro y en tele, y me meto en todas las áreas; respetando la cabeza de cada una, para que no me peguen con un palo en la cabeza. Pero quiero empezar a tomar yo las decisiones, no sólo sugerir."

 ¿CUÁNDO? 

Está cantado, con Diego Ramos y Edith Hermida estrena hoy y se emitirá los domingos a las 22 hs, por Canal 9.