Este año se cumplieron dos décadas del debut discográfico de Enrique Iglesias, que se produjo tras aquella célebre anécdota donde le pidió plata prestada a su niñera para grabar un demo que llegó a las compañías sin dar su nombre verdadero ni su linaje familiar.

Diez discos después, con 24 hits que fueron número 1 en el ranking de Hot Latin Songs (más que cualquier otro artista), el 2015 lo encuentra metido de lleno en la intensa gira mundial que desde febrero del año pasado acompañó el lanzamiento de su último álbum, Sex and Love.

Semejante permanencia en la cima, con un ritmo de trabajo sostenido, es inusual en una industria donde muchos nombres de éxito pasan rápidamente al olvido. No es el caso de Enrique, que actualmente acumula más de 44 millones de seguidores de Facebook y 8 millones en Twitter.

Su última grabación, por ejemplo, fue "El perdón", una colaboración a dúo con el cantante de reggaetón Nicky Jam, que se convirtió en uno de los mayores sucesos de su carrera, con un total de 700 millones de visitas en Youtube del video oficial y el "lyric video". Hasta tuvo una versión en inglés llamada "Forgiveness".

Este tema se suma así a su historial de temas que ya son clásicos, como "Experiencia religiosa", "Bailamos", "Héroe", "Lloro por ti" (con Wisin & Yandel), "Cuando me enamoro" (con Juan Luis Guerra), "Loco" (con Romeo Santos) y "Bailando", siempre alternado material en inglés y en español.

Según las estadísticas, hasta la fecha Enrique vendió más de 100 millones de álbumes en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los artistas más vendidos de todos los tiempos. Además, se dio el gusto de repetir el éxito en sus emprendimientos empresariales, como el ron "premium" Atlántico y el perfume Adrenaline, de Coty.

Ahora llega nuevamente a Buenos Aires, donde sus seguidores rápidamente agotaron 12 mil localidades para el recital de esta noche en el estadio GEBA, que tendrá como invitado especial al mismísimo Wisin.

En general, a lo largo de esta "Sex and Love Tour", el cantante suele arrancar con "I'm a Freak", que en el disco cuenta con la participación de Pitbull. El repertorio no extiende mucho más allá de 15 canciones, pero en la lista aparecen casi todos los hits de sus discos, con el agregado de una versión del clásico "Stand by Me" que cantaron desde Ben E. King hasta John Lennon y los recientes Imagine Dragons.

Unos pocos días atrás, a poco de su arribo al país, Enrique Iglesias respondió un cuestionario de Tiempo Argentino por mail.

-La gira mundial de "Sex and Love" ya lleva más de un año y medio en la ruta. ¿Cómo fue evolucionando el setlist y el show en general?
-¡Por supuesto que fue evolucionando! Cuando uno sigue haciendo alguna cosa una y otra vez, descubre todos los pequeños detalles y podés lograr que sea aun mejor.

-A esta altura, con tantos hit singles de diferentes discos, ¿se te complica armar una lista de temas que deje conforme a todos los fans?
-La lista de temas depende de muchas cosas. Para empezar, depende del país donde se lleva a cabo el recital. Un recital de la misma gira puede ser muy diferente de un lugar a otro, de acuerdo al país, de acuerdo a cómo fue el recital inmediato anterior y de acuerdo a cómo pensás que va a reaccionar el público. A veces uno decide hacer lo que sabe que funciona mejor, y en otras oportunidades obedece a sus instintos. Y por supuesto que le presto mucha atención a cómo funcionaron las canciones en las radios en ese mercado en particular.

-Despues del show en Buenos Aires vas a hacer un concierto en Perú con la presencia de Pitbull, Prince Royce, J Balvin, Juan Magan y Joe Montana. ¿Se trata de un recital especial?
-Sí, definitivamente. Hace mucho tiempo que no he estado en Perú, y poder ir a cantar allá nuevamente para mis fans junto a tantos artistas increíbles será sin dudas una experiencia especial que me llena de entusiasmo. Pitbull es un gran amigo y siempre es divertido compartir un show o una gira con él. Tanto Prince Royce como J Balvin han estado en giras conmigo durante los últimos años. Y Megan también es un buen amigo y ha sido telonero en muchos shows del año pasado. ¡Así que para mí será como una gran fiesta!

-¿Es cierto que en un principio no te imaginabas que el tema "Bailando" iba a ser un éxito tan grande del disco Sex and Love, con más de 8 millones de copias vendidas?
-Predecir un hit es imposible. No creo que nadie pueda imaginar que una canción consigue el nivel de éxito que tuvo "Bailando". Si se suman todas las versiones que hay en Youtube, tuvo 1300 millones de visitas. ¡Es una cifra que a veces no parece real! Me acuerdo que al hacer el tema sentí que era una canción que le iba a gustar a la gente, pero no creo que nadie pudo saber que se convertiría en algo tan popular. Es algo realmente impresionante.

-Todavía falta un poco para el final de este año de gira, que terminará en diciembre. ¿Ya estás añorando y deseando tener un poco de tiempo libre?
-Todavía no, porque faltan bastantes conciertos, en lugares como Perú, Bolivia, Moscú, Portugal, Israel, Bulgaria, Sri Lanka y Abu Dhabi.

-¿Cómo son los primeros días en tu casa post-gira? Michael Stipe (de R.E.M.) decía que podía tardar meses en volver a ajustarse a una "vida cotidiana" en su casa.
-No estoy seguro de que sea muy diferente. Intento relajarme lo máximo posible cuando estoy en casa en Miami. Pero también intento volver a casa cuando tengo algún hueco de varios días entre un show y otro, así que realmente no estoy tan alejado de casa por tanto tiempo..

Una pareja discreta, de poca exposición pública

En 2001, el hijo menor de Julio Iglesias e Isabel Preysler comenzó a salir con la tenista Anna Kournikova, y la pareja duró 12 años, hasta octubre de 2013.

Pero siempre fueron tan discretos con su vida privada que realmente nunca se terminó de confirmar que se habían separado, al punto que las primeras veces que se los vio nuevamente juntos no se sabía si se habían juntado o si nunca se habían separado.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en abril de este año, disfrutando de una velada junto a amigos, todo retratado por la revista Hola. Meses después, se hicieron ver en el Palm Restaurant de Beverly Hills, como dos enamorados que se agarraban las manos.

Prácticamente no han realizado reportajes en conjunto, pero en varios reportajes Enrique se refirió a su vida de pareja. "No existe un tipo de relación perfecta -opinó- porque uno atraviesa muchas altas y bajas en la relación, y eso implica mucho trabajo. Pero cuando uno logra sortearlo, los momentos buenos son realmente muy muy buenos", dijo.

¿Y cómo ha definido en esas entrevistas a Kournikova? "Primero, es la chica más cool del mundo. Y ella entiende quién soy, al punto de sacrificar el tiempo que podría compartir conmigo para dejarme hacer mi música. Es un enorme sacrificio y lo respeto y valoro tremendamente", explicó.

Las primeras conferencias de prensa

En febrero del año pasado, cuando salió a la venta Sex and love, Enrique Iglesias realizó una gira de promoción por varios países y dio una serie de conferencias donde contó los pormenores de la producción del álbum.

-¿ Qué hace este nuevo álbum diferente del anterior, Euphoria?
-Cada álbum es diferente. Lo que traté de hacer es coescribir con otros compositores, especialmente compositores que vengan de fondos musicales totalmente diversos, y que me ayudan mucho. Es definitivamente más ecléctico. Euphoria era bastante ecléctico, pero este aún más.

-¿Cómo surge el título?
-Se me ocurrió cuando estaba escribiendo el disco. Era algo muy directo y básicamente está explicado en el disco. Sex and Love (El sexo y el amor) son dos cosas que son muy prominentes cuando se trata de la música y, a fin de cuentas, es muy inspirador. Es algo con lo que me puedo sentir identificado.

-Es tu décimo disco de estudio. ¿En qué sentido creés que tu música evolucionó en estos años?
-¡Creo que si escuchás mi primer disco y mi último disco seguramente notarás una diferencia! Eso es lo emocionante y divertido y no voy a decir que no me gusta repetir lo qué ya hice, pero estoy seguro de que no quiero aburrirme de mí mismo. Trabajar con otros artistas te saca de tu zona de confort, y eso te lleva a una nueva dirección.