En Londres no se habla de otro tema más que la vida del hijo de Madonna, Rocco Ritchie. En medio de una tensión familiar, la prensa fotografió al joven de 15 años fumando y tomando debajo de un puente de la capital inglesa.

En las imágenes se puede ver al adolescente disfrutando de un momento de ‘relax’ junto a un amigo.

En tanto, sus padres se encuentran en medio de una disputa legal por su custodia debido a que en diciembre Rocco decidió abandonar el hogar que compartía con la Chica Material y sus hermanos en Nueva York.

Con la intención de apaciguar la situación que envuelve a su familia, Madonna viajó a Inglaterra para reencontrarse con su hijo. Esta semana fueron vistos en un cine. 

Según trascendidos, el conflicto entre la reina del pop y Rocco reside en la actitud sobreprotectora que la cantante tiene con el joven.