El local de ropa de la modelo Karina Jelinek, en el barrio porteño de Palermo, fue asaltado a mano armada por un hombre que se llevó la recaudación del día.

"Entró un señor buscando un regalo", contó Candela, la socia de Jelinek, y agregó que "cuando eligió lo que en teoría se iba a llevar se acercó a la caja y sacó un arma".

"Es la primera vez que nos pasa pero porque abrimos hace muy poquito. Ahora se van a tomar todas las medidas necesarias para que no vuelva a pasar. Vamos a contratar seguridad", concluyó.