Kamchatka, la novela del reconocido escritor Marcelo Figueras que fue llevada al cine en 2002, cambiará de piel: a partir de mañana, también será una ópera de cámara. En esta entrevista, el autor le contó a Infonews cómo surgió la idea y adelantó cuáles serán los destinos internacionales de esta nueva pieza.

Infonews: ¿Cómo te llegó la propuesta de escribir un libreto para ópera sobre tu novela? ¿Cómo fue para vos la experiencia del cambio de registro y cómo lograste combinar tus palabras con la música de Daniel D´Adamo?

Marcelo Figueras: Fue una iniciativa del Ensamble Almaviva, un grupo de músicos argentinos radicados en Francia que difunden en Europa la música contemporánea argentina. A ellos se les ocurrió que Kamchatka podía ser la base de una ópera de cámara y a mí me atrajo el desafío. No soy cerrado como narrador, me fascina experimentar con todos los registros del relato: además de la novelística he escrito guiones de cine y TV y ahora estoy preparando un libro de historietas para Italia, basado en mi novela El Rey de los Espinos. Como melómano, el desafío de adaptar esa historia a un escenario y a la música no podía menos que entusiasmarme.

Fue la gente de Almaviva, también, la que imaginó que podíamos formar un buen equipo con el compositor Daniel D'Adamo. Y no se equivocaron: Daniel es un artista enorme, argentino pero fogueado mayormente en Europa, de un prestigio que ya es grande pero sigue creciendo. Y además es un tipazo, con el que trabajar fue un placer. Las colaboraciones artísticas no suelen ser fáciles, pero esta fue una de mis mejores experiencias de trabajo en equipo.


Infonews: ¿Qué le dirías a un lector de tu obra o a un espectador de teatro que no está acostumbrado a la ópera y se puede llegar a sentir intimidado por un lugar como el Colón? ¿Con qué se va a encontrar?

Marcelo Figueras: En primer lugar, hay que decir que se trata de una ópera de cámara, lo cual supone una versión acotada del formato original: en este caso, cuatro músicos y tres cantantes. Además es música contemporánea, por eso el escenario será el del CETC, el Centro Experimental del Colón, lo cual supone que estaremos —en todos los sentidos del término, incluido el físico— en el underground del teatro. Y la puesta es muy moderna, responsabilidad del francés Marc Baylet Delperrier, que tiene un maravilloso timing dramático y hace un gran uso del video. Lo del Colón será el estreno mundial. En enero de 2017 estrenamos en París y a partir de allí el espectáculo sale de gira.

Infonews: Imagino que debe ser movilizante, como autor, que una novela que se tradujo a tantos idiomas y llegó al cine ahora se pueda trasladar a un formato operístico. Pasó por todos los niveles, ¿cómo vivís eso?

Marcelo Figueras: Lo que más me impresiona es la vigencia que sigue teniendo Kamchatka. Porque, a pesar de que cuenta una historia que ocurre en un tiempo y un lugar específicos —la Argentina de 1976, en el arranque de la dictadura—, su trasfondo es universal. Habla de afectos puestos en peligro por un mundo violento, y eso es algo que lamentablemente sigue viéndose a diario en el mundo entero. Imagino que eso explica en buena medida por qué Kamchatka ha tenido un recorrido internacional tan grande. (De hecho, la novela sigue editándose y reeditándose en muchos países.)

Asistiendo a los ensayos de la ópera, la actualidad de lo que cuenta me puso la piel de gallina. El protagonista, Harry, lo dice con todas las letras: Esto ocurre en 1976. O mañana. En Buenos Aires. O en cualquier otra parte del mundo. Pero, más allá de las palabras, la música de Daniel y la puesta en escena de Marc te lo hacen sentir con todo el peso del drama.