Una nueva edición de la entrega de los Premios Martín Fierro se reunió a las personalidades más destacadas en la televisión durante 2016. Pero no todo es el glamour que se ve delante de cámaras, el detrás de la alfombra roja esconde detalles llamativos.

Fotos @MirtaCastellani

 Es increíble que con tanta producción los organizadores armaran una alfombra roja que le complicó la noche a más de una invitada. A pocos metros del ingreso, la alfombra escondía una trampa, un inoportuno escalón que le arruinó el ingreso a varias provocando tropiezos, vuelos de alhajas y caídas de clutchs.  Una de las víctimas del enemigo oculto fue la periodista Mónica Gutiérrez, la siguió María Laura Santillán y Gabriela Toscano.

 Uno  de los looks que llamó la atención fue el de Karina Jelineck, autoproclamada reina del Martin Fierro, su atuendo en color negro se completaba con una corona dorada, diseñada en bronce según la modelo pero que a la vista parecía de cotillón.

 Impecable, Juanita Viale llegó con custodia personal, no para evitar a la prensa sino para custodiar los aros de cien mil dólares que lució prestados por una famosa joyería.

 Nancy Dupla y Pablo Echarri, una de las parejas más esperados por la polémica desatada en torno la novela La Leona, evitaron la alfombra roja y llegaron directamente al salón. Más tarde por los pasillos Echarri habló de su felicidad por el reconocimiento, al lograr el Martín Fierro a la Mejor Ficción por la Leona, trabajo al que calificó como “Un proyecto muy especial para nosotros”.

 Andrea Ricón rompio el hielo y se llevó el primer Martin Fierro, en el escenario todo fue emoción pero minutos antes por la alfombra roja se la vio tarjeta en mano tratando de leer correctamente todos los canje que lucia.

 Flavia Palmiero que suele estar muy correcta se destacó con un modelo en plata de Oscar de la Renta, pero su error estuvo en el talle, el escote le quedaba tan grande que se la noto incómoda y con temor de perder el verstido.

 Flopy Tesouro es una de esas invitadas que no falta en la ceremonia nos confesó que su vestido tenia un detalle muy especial las flores que adornaban el escote estaban enchapadas en oro

 Vicky Xipolitakis volvió a las andandas, de repente irrumpió en la sala de prensa donde asistian los premiados, para contarnos a los gritos que lucía un Valentino adquirido en New York y anunció que lo sortearía entre sus seguidoras en las redes sociales.

 Moria Casán también se sumó a las transparencias extremas, las cuales llevó sin ropa interior dejando a la vista partes de su intimidad. Pero no fue todo, el look lo completó con un accesorio digno de la prehistoria, se trataba de una piedra pintada con su rostro que le obsequió un fanático.