Luego de una pobre perfomance y con el descargo de su bailarina, Chiara Mea, que en la previa reconoció la falta de ensayo por culpa del Polaco, el cantante explotó.  “Si el jurado me va a matar yo renuncio”, les habría dicho a los productores durante la madrugada. Agobiado por las horas que le exige las presentaciones teatrales de Abracadabra y sus actuaciones musicales, el cantante no estaría atravesando un buen momento.

A las críticas por el poco compromiso con la danza se suma una discusión que mantuvo con su actual pareja, Silvina Luna, en la grabación del martes en los camarines de La Corte. El motivo serían los celos de la modelo por su continua relación con la bailarina Barby Silenzi, con quien se lo relacionó sentimentalmente antes de formalizar con Silvina. Incluso esta semana fue ella quién despidió a la empleada doméstica que tenían junto al cantante en la casa donde conviven, al enterarse que esta mujer también realizaba tareas en el departamento de Silenzi.

¿Podrá el Polaco soportar la presión? Es lo que se preguntan los cercanos a Marcelo Tinelli. Veremos que aportan esta noche los integrantes del jurado, ya que una nueva  embestida contra su desempeño podría provocar la renuncia del bailantero como les anticipó a los productores.