Cuando la aventura desgasta más que la rutina
Cuando la aventura desgasta más que la rutina

Si hay algo que cualquier cínico puede sostener con seguridad es que, a pesar del paso del tiempo y la llegada de la tecnología, los conflictos en los vínculos afectivos han cambiado poco y nada en la historia de la humanidad: la rutina, el aburrimiento y el desgaste en el tiempo siguen siendo los enemigos de cualquier pareja en cualquier parte del mundo.

Dentro de esa turbulencia osa indagar Por H o por B, obra escrita por Diego Peretti, quien le da vida a Gerardo, un arquitecto que lleva una aparente vida tranquila y sin sobresaltos junto a Bárbara (Paula Staffolani), su novia “de toda la vida”, y que sufre un terremoto existencial y pasional cuando conoce a la bella Helena (Agustina Cerviño) mientras toma una café en un bar cualquiera.

Helena, una joven instructora de Yoga divertida, sexy y llena de vida, le rompe la cabeza al arquitecto inseguro y adepto a la terapia, quien decide romper con la monotonía de su pasar junto a su pareja, también arquitecta y con ganas de ser madre, y se arroja a una aventura pasional como, según él define, no experimenta desde que cursó el colegio secundario.

El amorío “a dos puntas” está conducido por las sesiones de terapia que enfrenta el personaje de Peretti, que abre su corazón frente a su analista de toda la vida y narra lo vertiginoso pero atractivo que resulta su nueva doble vida, empresa que no deja de crecer y complicarse hasta dar con un desenlace tragicómico.

Si bien es el ex actor de “Los simuladores” y “En Terapia” el gran artífice y narrador –con sobrado estilo, gracia e intensidad- de toda la obra, Staffolani y Cerviño se lucen creando a dos mujeres fuertes e intensas que, a pesar de cargar con la angustia existencial propia de la edad y una difícil herencia familiar, no se limitan a ser “la señora de” del personaje principal y desarrollan interesantes historias personales.

Peretti regresa al teatro independiente después de 24 años bajo la dirección de Sebastián Suñé, y lo hace de manera sobresaliente: su Gerardo, problemático y febril, está compuesto por un artista que sabe muy bien lo que hace y tiene muchas millas de vuelo en su espalda pero al mismo tiempo le da margen a la frescura de lo imprevisto.

Por H o por B resulta al mismo tiempo un cómico y reflexivo ejercicio sobre las relaciones amorosas y sus muchas veces naturaleza intensa y autodestructiva, acaso realidades de las que nadie puede escapar pero sí modificar a antojo y conciencia, a pesar de que la carne y la rutina tiren.

Por H o por B, con dirección de Sebastián Suñé. Todos los lunes a las 21 en el Teatro Timbre 4, México 3554.