Dos hermanas conviven de manera precaria, en un pueblo bonaerense. Sobreviven haciendo changas. Un amor ausente, que prometió volver. Fe, devoción y un secreto entre ambas.

La historia cuenta que Violeta y Lila son hermanas. Viven en una casita a medio construir, que están por perder, en Chivilcoy. Ellas limpian casas. Violeta tiene un deseo ferviente: llevar el 2 de febrero, una ofrenda a La Reina del Mar para que le devuelva “al Mario”, un novio marinero que se fue hace siete años, con la promesa de volver para casarse. 
 
Lila busca no perder la casa y obliga a Violeta a recibir al tío Tito, un anciano que trae consigo el poder de una fiera. Su mujer, la tía Pocha, les paga muy bien para ello. Lo deposita y desaparece. 
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

Infonews conversó con Gabriela Romeo, directora y dramaturga de la obra, quien explicó que “Flores Blancas en el mar” tuvo como germen "una situación dramática muy poderosa escrita para un ciclo de obras breves. Entre los comentarios hubo uno que quedó latiendo: “El vínculo de esas dos hermanas es muy potente, tenés que hacer una obra larga”. Al tiempo y luego de una imagen generadora que me impactó empecé a escribirla. Una foto de una nota periodística donde miles de fieles celebraban a La Reina del Mar un dos de febrero, me tomó. Surgió claramente el Universo interno de Violeta y su objetivo: Viajar a Brasil para pedirle que “el Mario” un novio marinero que hace siete años se fue, vuelva. Y luego más imágenes y olores, texturas, sabores en una casa a medio terminar en Chivilcoy que están a punto de perder. En ese mundo la prepotencia de Lila y su plan para salvar la casa y cumplir su propio sueño".
 
¿Cómo definirías a Flores Blancas en el mar?
 
Es una historia conmovedora de devoción, amor, deseo y traición en donde dos hermanas que se aman, Violeta y Lila, se enfrentan y llegan a situaciones extremas para lograr la felicidad.
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

¿Y sobre el elenco y el proceso creativo?
 
Mi premisa fue armar un elenco de bellas personas y talentosos artistas. Para esto hice una convocatoria bastante cerrada. A los posibles actores les envié la obra con un “Vos leela, si te gusta, seguimos avanzando”. Fue muy gratificante las devoluciones que recibí. Luego vinieron las audiciones. Se armó el elenco y en febrero comenzamos los ensayos. La propuesta fue jugar, probar, explorar, encontrar un lenguaje singular para contar la historia. Trabajamos mucho con imágenes. A partir de ellas los vínculos, las miradas, la respiración, los silencios, los tiempos internos y externos. Todos con los sentidos alertas. Expectantes para tomar aquello que aparecía y poéticamente relataba. Sin dibujar, sin esforzar. Indagar hasta que “Suceda”. No actuar sino “Estar”.
 
¿Cómo son los personajes que habitan ese universo?
 
Violeta y Lila son seres sencillos, humildes. Se aman. Violeta es soñadora, inocente, fresca, luchadora. Tiene muy claro su objetivo y acciona. Ese accionar genera conflicto y enfrentamiento con su hermana pero no abandona. “Se entrega”. Lila es una bomba a punto de estallar. Organiza, determina, impone. Lucha para no perder las riendas y poder así concretar su gran secreto. Travolta es remisero y tiene una academia de baile de medio pelo  con pocos alumnos. Es el amigo fiel, el que trae música a esa casa amenazada por el plan de Lila. Está perdidamente enamorado de Violeta. Por ella da todo. La Diosa aparece y desaparece pero siempre ve y sabe todo. “Es muy bondadosa pero cuando se enoja tiene la furia del mar”, dice Violeta. Lo poético convive con la cruda realidad de estos personajes que ya no son personajes sino “Seres”. 
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

¿Qué representa La Diosa Iemanyá en Flores blancas en el mar?
 
Es la Diosa del Mar, la que protege a los marineros. También llamada Reina del Mar, Diosa de la espuma. La gente deposita su fe en ella para pedirle. Es el mito simiente de la obra. Violeta sola no puede. Para recuperar al “el Mario” necesita la fuerza de Iemanjá. La descubre porque le envuelven huevos en una hoja de diario con su imagen y la celebración.  En ese momento renace su esperanza y convicción de recuperar al novio que se fue, el que le prometió casamiento y ser capitán porque marinero para ella es muy poco. Esta Diosa de las aguas simboliza también en la obra “las emociones” que pueden estar calmas o revueltas, de color celeste como el cielo u oscuras como el barro.  
 
¿Y el Tío Tito?
 
El tío Tito es un personaje con feroz presencia. Es la violencia, la perversión, lo despótico. La destrucción y la autodestrucción. La violencia de género es un tema que me ocupa y creo es responsabilidad de hombres y mujeres, juntos no enfrentados. No me propuse escribir acerca de esta temática pero en mi obra anterior “Nevisca” y en “Flores blancas en el mar” aparece con mucha potencia. En Nevisca, un marido que maltrata. En Flores blancas en el mar la violencia la ejerce el tío Tito pero está generada por una mujer, su esposa.
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

¿Qué creés que puede provocar esto en el espectador?
 
Con la obratoda el espectador se va a conmover y divertir también porque hay muchos pasajes de humor pero sobre todo va a completar con su propia imaginación. Va a habitar ese Universo. Siempre doy lugar al espectador para que arme su propia historia, para que vuele con su propia esencia. 
 
¿Cómo juega el espacio/ tiempo / ritmo en ese Universo?
 
La obra “Es” en el cuerpo de los actores. Todo transcurre “Sucede” desde un ritmo interno que cobra vida y poetiza. La respiración, el silencio que habla, los cuerpos. Todo potencia tensión, arma red. Este Universo “Es” también porque apunté a la dramaturgia de la luz, el sonido, la escenografía.Todo construye relato. Todos los que trabajamos en la obra somos hacedores de ese mundo.
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

¿Qué podés contarnos de tu experiencia con Mauricio Kartun? 
 
Mauricio Kartun es maravilloso, generoso. Es el que te inyecta la magia del teatro. Es energía pura, vital, brillante. El que te anima a equivocarte, el que provoca tu imaginación, el que te anima para que salgas del perímetro.  Un maestro del trabajo, un hacedor poético. Gracias a él comencé a escribir dramaturgia. Gracias a él hoy entreno y superviso mis obras con Ricardo Monti. “Si Mauricio siempre dice: Mi maestro Monti yo también quiero maestro Monti”. Mauricio me abrió la puerta para que llegara a él. 
 
¿Qué representa Ricardo Monti en tu vida?
 
Un regalo del Universo. Siempre se ocupa de incentivar lo genuino y auténtico de cada uno de sus alumnos. Gracias a él potencié y afirmé mi esencia como dramaturga. Es un ser extraordinario de gran simpleza y profundidad. Un artista superlativo. Es Luz. Espero con mucha alegría la publicación de su novela “La creación”. Falta poquito para que la tengamos en nuestras manos. ¡Qué bendición!
 
¿Quiénes fueron tus referentes artísticos?
 
Muchos fueron y son mis referentes. Mi primera Maestra y con mayúsculas Helena Tritek. Tantas cosas compartidas. Tanto me dio. Bartís, Catalán, Cacace, Tolcachir, Pompeyo y  no alcanzaría esta nota. Miro muchísimo teatro y descubro excelentes artistas, creadores que  van sumando y potenciando mi propio vuelo. Siempre estoy expectante para sorprenderme y aprender. 
Como dramaturga, directora y actriz. ¿Cómo ves al medio hoy?
Hay muchísimo teatro. Muy bueno y el mediocre  el “marche con fritas”. Yo elijo las poéticas singulares, artísticas pero me gusta la libertad y posibilidad de elegir. Es difícil hacer teatro en un país donde  la cultura no se cuida, donde los artistas no son valorados como tales pero uno tiene que hacer y hacer sin permitir que te maten la alegría y la pasión de “Crear”.
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar

Ficha artístico técnica:
 
Actúan: Nora Kaleka, Cecilia García Moreno, Carolina Mugetti, Max Acuña. 
Asistente de dirección: Pedro José Sánchez / Diseño de luces: Leandro A. Pérez /
Diseño gráfico: Mariana Rovito / Diseño de sonido: Pedro José Sánchez /
Arte: Paula Amante / Escenografía: Carla Iglesias / Realización de vestuario: María Rodríguez / Fotografía: Carola Etche / Producción Ejecutiva: Cristina Sisca /
Prensa: Simkin & Franco. 
Dramaturgia y Dirección Gabriela Romeo
Supervisión dramatúrgica: Ricardo Monti
Estreno para público: domingo 6 de  Agosto, a las 17.30 hs.
Estreno para prensa: domingo 20 de agosto a las 17.30 hs
Funciones: domingos 17,30 hs.
Teatro: La Ranchería
Dirección: México 1152
Entrada general: $200. Estud. y jubil. $150
Reservas: por Alternativa Teatral o al 4382-5862
 

Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar
Obra de teatro: Flores Blancas en el Mar