Crónica de La Renga y una histórica primera fecha en el estadio de Huracán
Crónica de La Renga y una histórica primera fecha en el estadio de Huracán

Noventa mil personas. Aquellas fueron las últimas, los testigos del show en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez, en 2007. La espera pareció hacerse eterna, pero en la noche del sábado, tras pesados y rigurosos controles de seguridad para el público, los cuales abarcaron unas diez cuadras a la redonda, en el estadio de Huracán, volvió la banda oriunda de Mataderos.

A las 21:30 fue la hora señalada. Los telones blancos ubicados alrededor del escenario -dos de cada lado-  comenzaron una cuenta regresiva donde el público acompañó con gritos y ansiedad. Luego de 10 años La Renga regresaba a Capital Federal. El conteo llegó a cero, y el banquete comenzaba a desatar una fiesta de dos horas y media. 

Corazón fugitivo −el tema que abre su último disco, Pesados Vestigios− fue el primer tema que arrancó sonando sobre el estadio de Huracán, en donde se repasó su trayectoria con una lista de treinta canciones, como A tu lado, Al que he sangrado, Cuándo vendrán, El twist del pibe, La balada del Diablo y la Muerte, y En el baldío. 

​“Mi Buenos Aires querido, tanto tiempo, por fin”, dijo Chizzo Nápoli durante sus primeros minutos en el escenario, según consigno DOA Música. “Después de tantas idas y venidas, agradecemos a periodistas, artistas, músicos y a todos ustedes, muchas gracias”, expresó el vocalista.

Leé la crónica completa y mirá todas las fotos