Ventana indiscreta

Ricardo Iorio, feliz al lado del neonazi Biondini

El músico metalero, que ya tenía en su prontuario declaraciones antisemitas, se reunió con el reivindicador de Adolf Hitler y posó sonriente para la foto.

Iorio y Biondini
Iorio y Biondini

El histórico líder de Almafuerte, Ricardo Iorio, se reunió con el dirigente neonazi y candidato a diputado nacional por la Provincia, Alberto Biondini. Lo hicieron en un bar de la ciudad de Luján, tal como informó el perfil en facebook del bizarro partido político del reivindicador de Adolf Hitler.

Según Bandera vecinal, el jueves, día del hecho, se produjo "el encuentro entre los dos referentes emblemáticos del Patriotismo (sic)".

Iorio y Biondini
Iorio y Biondini

Lo que no debería sorprender es que la reunión fue convocada por el propio músico metalero. Según sus participantes, la charla duró "varias horas, durante la cual ambos intercambiaron y coincidieron en apreciaciones sobre la actualidad política, social y cultural, así como respecto de las perspectivas y desafíos que deberá afrontar nuestro país. Biondini le agradeció a Iorio su hospitalidad y lo felicitó por la extraordinaria e incansable labor que viene desarrollando en pos de la afirmación de los valores autóctonos y el nacionalismo cultural, especialmente como un ejemplo y arquetipo para las nuevas generaciones".

Iorio y Biondini
Iorio y Biondini

Quizá no haga falta agregar nada más, salvo que no sorprende la a efusividad de Iorio al saludar al neonazi Biondini. En año 2000, y tal como quedó registrado en las páginas de la revista Rolling Stone, Iorio expresó, entre otros conceptos sobre la idea del ser nacional:“Si vos no sos judío, no me vengas a cantar el ‘Hava naguila’ en la fiesta judía. Y si vos sos judío no me vengas a cantar el Himno, la concha de tu madre”, había vomitado el músico al referirse a que había escuchado a Alejandro Lerner cantar el himno nacional.

Poco después, en el disco Piedra libre, de Almafuerte, expresó en la canción Cumpliendo mi destino: "Guardo de un hombre grande,/ guerrero nacional que hoy tienen preso./ Puede haber caballo verde/ mas no uno de ellos honesto". Curiosamente, esa canción que homenajea al golpista carapintada Mohamed Ali Seineldín tiene conexión directa con una frase que se le atribuye precisamente a él: "Es más fácil encontrar un caballo verde que un judío honesto". 

Seguinos