Soldán Susana Suller

Silvio Soldán fue el invitado estrella del sketch de la empleada pública con Susana Giménez y Antonio Gasalla anoche por Telefé. Allí, fue parte de un largo gag que incluyó nada menos que la imitación de Silvia Suller a cargo de Fátima Florez.

La apócrifa Suller entró en escena y le recriminó que la hubiera echado de la casa cuando se separaron. "¡Me hizo la vida imposible!", arrancó Soldán resumiendo la situación, y agregó: "No puedo contar acá las cosas que me hacía esta mujer. El día que yo escriba la historia de mi vida voy a contar todo pero acá no puedo. Me volvía loco".

Pese a que no parecía querer soltar palabra, don Silvio fue categórico en el relato de lo que vivió con Suller: "Soy un hombre golpeado por esta mujer. Un día me rompió el escroto. Esto no lo sabe nadie, es primicia. Fue en una suerte de juego, con la rodilla. Me hizo un tajo bastante grande", reveló.

Asimismo, rompió un mito que se había construido sobre la pareja: dijo que no cree que su ex pareja le hubiera sido infiel.

Por supuesto, Soldán dedicó un tiempo a referirse al escándalo que vivió con otra de sus novias, Giselle Rímolo, condenada por haber ejercido como médica sin serlo, causa que también perjudicó al conductor: "A mí no me manda preso Rímolo, me manda preso ella. Les hizo creer a las supuestas víctimas que yo era el responsable. Entonces los abogados les decían a las supuestas víctimas 'ataquen a Soldán que él tiene la plata'", señaló.