Luis Miguel

Si bien es cierto que podría haber sido mucho más provocador, Luis Miguel no suele apelar al manoseo de su cuerpo como en otras épocas lo hacía su ídolo Jullio Iglesias o, más recientemente y de forma un tanto más decadente, la Mona Jiménez.

Pero el cantante romántico por excelencia de México volvió al ruedo después de algunos problemas de salud y lo hizo con un "toque" de excentricidad que, además de un recorrido por sus partes, incluyó una severa llamada de atención a su producción.

"Hay mucha gente nueva en esta producción, y no quiere decir, no es que no sean muy inteligentes, lo que pasa es que hay que acostumbrarse a los niveles, para que ustedes puedan oír mejor. No es por nada, yo por mí que me vuelen la cabeza, pero quiero que ustedes oigan bien", dijo el cantante durante un show en Ciudad de México.

Luis Miguel

Sin embargo, el ídolo pop romántico es un éxito de boletería y agota entradas donde se presente. En las próximas semanas tiene shows previstos en la capital mex y luego en Puebla, Querétaro, San Luis de Potosí, Monterrey, Guadalajara, Acapulco y León. Más tarde tiene previstos shows en Estados Unidos y Canadá y, luego, Argentina y otros países de nuestra región.