Dolores Fonsi vs Obarrio

Con miras al debate de este miércoles 13 en la Cámara de Diputados, continúa el debate nacional en torno a la posible legalización del aborto en la Argentina. En este marco, se produjo un fuerte cruce de conceptos en el programa de Luis Novaresio por el canal América.

Invitados a Debo Decir, la actriz Dolores Fonzi y el periodista Mariano Obarrio tensaron la cuerda luego de que el escriba del diario La Nación disparara que "la vida existe en el vientre de la madre y es el primer derecho humano".

La que respondió de inmediato fue Dolores, quien aportó que "jurídicamente un embrión se desarrolla durante nueve meses y si nace muerto se considera que nunca existió como persona". La afirmación fue respaldada por Novaresio, quien además de periodista es abogado.

"El ADN existe desde la propia concepción", contestó Obarrio a modo de extraña prueba de su teoría. A esto, agregó otro dato externo al debate central: "Con el ADN te pueden reconocer 100 años después de muerte, y por diagnóstico de imagen vos ya podes percibir, en la quinta o sexta semana, la forma humana del bebe (sic, sin acento)".

Otros invitados fueron el actor Rodrigo De La Serna, la actriz Violeta Urtizberea y los periodistas Pablo Rossi y Carlos Montero. El dato de color es que de siete participantes del debate solo dos eran mujeres.

"La campaña en contra de los derechos de la mujer tiene que ver con mostrar bebés despedazados y nos acusan de asesinos; es una campaña sucia", disparó Fonzi y Obarrio chicaneó: "¿Sucia porque muestra lo que ustedes quieren legalizar?".

"Hay que elegir si (el aborto) es legal o clandestino, esa es la discusión", respondió categórica la actriz. 

Luego, Obarrio quiso destacar la educación que recibió en el colegio católico al que fue de chico, considerando que allí recibió "educación sexual" porque le enseñaron "como funciona el aparato reproductor femenino y masculino".

En tanto, desde su casa, la artista Miss Bolivia se mostró asombrada a través de su cuenta en Twitter por los dichos de Obarrio. Inspirada, la cantante y comppositora le dedicó una rima fulminante.