La grieta en Midachi

Podría decirse que Andy Kusnetzoff destronó a Mirtha Legrand de su reinado de las mesas gastronómicas en televisión y, en gran parte, lo hizo a fuerza de una producción que logra cada fin de semana conjugar invitados que tienen cosas para decir y las dicen sin filtros.

El caso de este sábado ratificó la idea y fue a caballito de la mentada grieta que divide la opinión política en el país. Allí estaban Miguel del Sel, Dady Brieva y Chino Volpato, los tres Midachi, para hablar sobre el show que los vuelve a reunir en la calle Corrientes.

Pero Andy disparó una pregunta que motorizó las diferencias entre los cómicos cuando los consultó sobre la actualidad político-económica del país.

El primero que habló fue el exembajador argentino en Panamá, Del Sel, quien resumió el desastre financiero de las últimas semanas y los dislates de Cambiemos en que Mauricio Macri "tendría que haber contado todo el despelote que había cuando asumió".

"Es un país que está desvastado (sic)", agregó y retomó sus ataques al gobierno anterior: "Va a costar muchísimos años recuperar".

Por su parte, Dady comenzó disparando al conductor. "Este momento ya lo viví. Hablamos de algo que dijimos que no íbamos a hablar. Nosotros veníamos a la televisión a vender entradas", aseveró.

"Pero ya pasó una hora", contestó Andy para salir del paso. 

Si bien Dady reforzó su incomodidad por hablar mal del Gobierno estando sus compañeros "que piensan distinto" presentes, no se amilanó a la hora de las críticas: "Tuvieron tres años. Pienso que están mintiendo, son unos grandes cínicos, Quiero que se queden hasta el final para que la gente nunca más vuelva a votarlos", agregó y acotó una frase dudosa en medio de una pobreza que crece día a día: "Quiero que se queden hasta el final y la pasemos mal así no compramos más espejitos de colores".