Acosta en TN

La última tontería protagonizada por el actor Juan Acosta giró por medios y redes sociales y tuvo que ver con el bizarro momento radial que vivió mientras conducía por la ruta sin las luces puestas, hablando por teléfono y con la VTV vencida. Sin embargo, Naboleti le dio una vuelta más a la rueda del infortunio y derrapó nada menos que en el canal favorito de la Casa Rosada, TN.

Quizá confiado en que se la harían fácil por lo que supone su pertenencia al universo macrista, Acosta ofreció una nota telefónica con la señal del grupo Clarín, donde desde el primer segundo le remarcaron el error que había cometido, algo que el ex partenaire de Antonio Gasalla y actual animador de fiestas privadas no toleró.

"Quieren asociar al macrismo con Acosta... coima... gente que se robó un PBI entero... gente que tenia bolsos y una ametralladora... imaginate si iba con bolsos, monjas y una ametralladora en el auto", ensayó de movida esperando una palmada en la espalda. Sin embargo, los periodistas Carolina Amoroso y Diego Poggi le salieron al cruce.

"Juan... ¿vos no hacés ningún tipo de autocrítica?... porque la verdad que... empecemos por ahí...", le espetó la periodista, que recibió una machiruleada de parte del cómico. "Yo empiezo por donde yo quiero, no me vas a decir vos a mi qué tengo que empezar a decir yo"; escupió del otro lado de la línea.

Luego intentó´desacreditar a quienes le hicieron la nota mientras manejaba, a los que acusó de ser de poca calidad y de una radio de menor cuantía. "Vos querés que me ponga a discutir con vos... estoy harto de pelotudos que me hacen una nota para querer sacarte algo", vomitó luego ante la mirada asombrada de la conductora del canal.

"No voy a sufrir por esta estupidez de unos estúpidos que me hicieron una nota", dijo por si le faltara poco.

Ante esto, Poggi intentó poner blanco sobre negro: "Juan, querido... estabas manejando y estabas hablando por teléfono. No se hace...", cruzó y recibió otra andanada de verborragia de Naboleti.

"No, no, no, pará, pará. ¿Si vos estás manejando y suena el teléfono no atendés?", esgrimió y luego intentó generalizar y decir que todos harían lo mismo que hizo él. "Vos tenés que predicar con el ejemplo y no tirar mierda", le dijo y cerró la charla, enojado, con otro exabrupto: "¿Si suena el teléfono y es mi hija que la están secuestrando? Y si vos no atendés el teléfono cuando vas manejando en la ruta, primero no te creo y segundo, un día te van a secuestrar un hijo y no te vas a dar cuenta", cerró, patético.