Estrella de mar

"Por mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz", disparó un hombre que subió al escenario de los premios Estrella de Mar y luego de esas palabras tomó un falso cuchillo y sumuló tajearse el brazo, mientras uno de sus pequeños hijos sostenía la estatuilla y su otra hija lo miraba sin entender qué sucedía.

Quien recibió el premio que le enetregó al centro cultural Séptimo Fuego se llama Marcos Moyano y, según aseguró, su actitud fue en desafío al poder político de la ciudad de Mar del Plata. Según apuntó, un día antes de la entrega de los tradicionales galardones al teatro veraniego lo llamaron por teléfono diciéndole que su madre, Viviana Ruiz, no debia estar presente en la ceremonia.

Más allá de lo poco claro del relato, luego del incidente aclaró que se trató de un "acting" para llamar la atención. "Soy actor, es lo que hago", aseveró y relató que durante la gestión del repudiado Carlos Arroyo (que finalizó el 10 de diciembre último) el centro cultural que integra resultaba "molesto".