Una campaña promocionando el nuevo material de Jimena Barón, encendió la critica negativa de muchos de sus seguidores. Siempre desafiante, la cantante decidió salir al cruce posteando una nueva fotografía.

La polémica comenzó cunado Barón se tomó una foto junto a unos afiches en la via pública. En los mismos se la ve con poca ropa en una pose insinuante junto a número de teléfonico, similares a los que se pueden ver en las calles promocionando servicios de prostitución, muchas veces ligados a redes de trata de personas.

Para algunos de sus seguidores esta idea fue una forma de banalizar y hasta naturalizar una situación en la que muchas mujeres son víctimas de proxenetas. Frente a los comentarios negativos, que incluyeron posteos como el de Marta Fort, hija Ricardo, que simplemente decía "no da", Jimena volvió a las redes para postear una nueva imagen.

En la ultima foto se la ve acompañada por Georgina Orellanotrabajadora sexual y secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (AMMAR). Reconocida activista que lucha por lograr un marco legal para que las trabajadoras sexuales puedan ofrecer sus servicios. Una clara respuesta para aquellos que la criticaron y para los que consideran que la prostitución debe ser eliminada.

Ver esta publicación en Instagram

??

Una publicación compartida por J MENA (@jmena) el