Déborah Pratt fue una verdadera porno star argenta. Su nombre real era Mariana Nardini. Estaba casada y tenía un hijo. Falleció ayer a los 30 años por causas que aún se desconocen.

En diálogo con INFOnews el periodista Hernán Panessi, quien en marzo presentará el libro “Pornopedia, el cine porno y erótico argentino al desnudo”, dice que Deborah Pratt está considerada por muchos -colegas, directores y, sobre todo, por el público en general- como su actriz favorita del medio.

Panessi la entrevistó en varias oportunidades para su libro y se pregunta: “¿Sería por su voluptuosidad? ¿Por su capacidad ingobernable de hacer caras? ¿Por su cercanía al estándar de actriz porno norteamericana? O, a lo mejor, por todo eso y por mucho más.

En estos momentos #DeborahPratt es trendig topic en Twitter y allí miles de fanáticos y amigos la despiden. Tampoco faltan los que equivocadamente hacen un chiste con el tema, por eso se pide respeto por la difunta actriz.

En sólo 30 años de vida Deborah alcanzó a filmar gran cantidad de películas del género XXX. Fue una habitual participante de las películas del realizador Marco Torino, destacándose en Iniciaciones (2006), Chicas Supercalientes 4 (2007), Explosión Anal 1 y 2 (2008), Maquillajes Guarros (2008) y Modelos Triple X (2008).

Con Víctor Maytland, el director más prolífico de nuestro país, estuvo en Adulterio (2007), Hot Buenos Aires (2009) y en la flamante 30 Días de Sodoma (2011-2012) –participando del especial sobre “terror & cine bizarro”-, entre otras. Además, se la vio en Club Atlético XXX (2007), de Mariano Cap; Vale Todo 1 y 2, de Rubén Danilo, compartiendo protagónico con Milena Hot, de quien -además- siempre se manifestó como su gran amiga; Historias Exxxtraordinarias (2007), de Luis Occess, responsable de la próxima a estrenarse en salas comerciales Todos mis muertos (2012); Secuestro Exxxpress 3 (2008), de Miguel Quiroga; y Nino y Natacha Hacen Una Porno (2009), de Nino Dolce y Natacha Jaitt.

Como curiosidad -destaca Panessi- en el mejor y más mediático momento de su carrera, fingió un orgasmo por radio en vivo en la sección Poluciones Nocturnas, llevada adelante por el director Víctor Maytland.

En el exterior apareció en Meat My Ass Vol. 5 (2010), de Scott Hancock, con protagónico de Eve Lawrence, en producciones para Latin Adultery, entre otras.

Al confirmarse la noticia de su muerte Víctor Maytland la homenajeó en su muro de Facebook: “Con solo conocerte bastaba para sonreír y desearte, fuiste imagen de nuestra vapuleada industria y lo manejaste muy bien. Formaste una familia hermosa. Voy a recordarte así amiga, cuando te retaba de onda por una toma malentendida o cuando disfrutamos tu sensualidad de ángel. El cielo se regocija una estrella totalmente libre y sexual va hacia ellos… Buen viaje Deborah”.

Se fue una estrella del cine argentino. Ese cine que pocos miran pero que no se animan a ver.