La chica que vendió su virginidad posa para Playboy
La chica que vendió su virginidad posa para Playboy

"El comprador no puede traerse a otra persona, intentar realizar sus fantasías, usar juguetes sexuales, nada. También es obligatorio el uso de preservativo. El acto sexual tardará una hora, como máximo y no incluirá besos", con esas condiciones la brasileña Catarina Migliorini subastó su virginidad y el japonés Natsu la compró.

Sin embargo, por disposición de la justicia brasileña, el acto sexual  nunca pudo concretarse. 

Mientras tanto, Catarina para que su fama no se eche a perder, posó desnuda para la nueva edición de Playboy Brasil.