El periodista Juan Carlos “Pichuqui” Mendizábal murió ayer a los 61 años en el Sanatorio La Trinidad, víctima de un cáncer de hígado. El popular presentador había quedado internado en ese sanatorio porteño el 15 de diciembre, con “pronóstico reservado”, acompañado por su ex esposa, la actriz María Valenzuela, con quien estuvo en pareja durante 25 años, y por los hijos de ambos, Malena, Juan y Julián.

Había comenzado su actividad periodística en Radio Splendid, y luego en Mitre y Rivadavia. A partir de 1974, se sumó al equipo periodístico de Canal 13, donde comenzó como cronista, y luego fue conductor, relator de fútbol, tenis y boxeo. En su tarea como periodista deportivo, relató los mundiales de fútbol de 1978, 1982, 1986 y 1990, además de partidos por la Copa Libertadores. También realizó la cobertura de cinco defensas por el título mundial del boxeador Carlos Monzón y relató partidos de los tenistas argentinos Guillermo Vilas, José Luis Clerc y Gabriela Sabatini.

En 1981, se sumó al equipo de Canal 11 para conducir La Noticia Primera Edición, y en 1991 volvió al 13 para compartir, junto a Nicolás Repetto y María Laura Santillán, el programa Fax, que le valió un gran reconocimiento popular. Dos años después, trabajó con el periodista Néstor Ibarra en Cuando calienta el sol, en Telefe. “Pichuqui”, como le decían sus amigos y el público en general, también trabajó junto a Juan Alberto Mateyko en el programa La movida del verano, y fue productor periodístico de Duro de Acostar, de Roberto Pettinato.

El periodista, nacido el 6 de julio de 1950, falleció en la misma clínica donde, en 2003, había estado internada su hija por un aneurisma cerebral, del que consiguió recuperarse en estos años.
Aunque estaban separados desde 2002, al enterarse de la internación de Mendizábal, la actriz María Valenzuela decidió suspender sus grabaciones de la nueva tira Dulce amor, de Telefe, y se dispuso a acompañarlo en sus últimos momentos.