INFOnews: "María Elena cambió la literatura infantil en toda América Latina, cambió la manera de ver la infancia y de mirar a los niños, con una actitud nada condescendiente, sino respetuosa e inteligente", dijiste en una nota para El País. ¿En qué consisten los cambios introducidos por MEW? ¿Cómo veía a su público infantil?

María Fernanda Maquieira: María Elena Walsh cambió el modo en el que se escribía para niños. Hasta ese momento la literatura infantil era un medio para enseñar algo, estaba plagada de estereotipos, moralejas, lecciones y mundos rosados. Ella rompió con eso. En su obra se encuentra una rica mixtura de tradición inglesa y folclore latinoamericano, lo clásico y las vanguardias, donde los juegos del lenguaje y el humor tienen un gran protagonismo, pero también donde resuenan los valores esenciales que rigieron su vida.

IN: Además de su voracidad lectora, ¿qué elementos de su carácter elegís rescatar?

MFM: En la relación que hemos sostenido durante años como editores de su obra, ella fue siempre muy respetuosa del trabajo del otro. Intervenía con mucho gusto estético en las cuestiones referidas a la ilustración, las tapas, el color y todos los elementos gráficos de sus libros. Le interesaba que los libros fueran bellos. Siempre fue muy amable y cálida con todos nosotros. Leía con gran avidez, y le encantaba estar al tanto de las novedades. Recuerdo sus comentarios siempre inteligentes y con un fino humor detrás de su imagen de seriedad.

IN: ¿A qué creés que obedece el hecho de que su obra artística (literaria y musical) viaje a través de las generaciones, siempre generando empatía entre los receptores? No es algo que pase con muchos artistas.

MFM: María Elena es única; sus primeros libros para niños son de los `60 y no han perdido vigencia ni interés para los chicos (y los grandes) de ahora, que siguen cantando sus canciones, leyendo sus textos y riendo con las mismas cosas. No solo hay personajes memorables (Manuelita, Dailan, La vaca de Humahuaca) sino expresiones y formas poéticas que seguirán conmoviendo. ¿Hay descripción más perfecta y bella para un jardinero?: “Mírenme, soy feliz/entre las hojas que cantan/cuando atraviesa el jardín/el viento en monopatín. /Cuando voy a dormir/ cierro los ojos y sueño/con el olor de un país/florecido para mí”.