Narda Lepes: “Mi detallismo es insoportable”
Narda Lepes: “Mi detallismo es insoportable”

Hasta los 16 años fue la princesa de la casa, no sólo por ser hija única sino porque su nombre así lo indicaba. Narda Lepes se llama así por la historieta Mandrake, donde la novia del protagonista es la princesa Narda. Pero esta princesa prefirió la cocina al trono, aunque no se olvidó de su linaje real. Cuando nació su primera –y hasta ahora única hija– con el director de cine Alejo Rébora decidió también darle un nombre de sangre azul, y le puso Leia, como la princesa de la "Guerra de las Galaxias". Desde hace casi dos años, la vida de la cocinera cambió con la llegada de su hija, aunque no dejó de trabajar ni de estar lejos de la televisión. El lunes 22 de abril, a las 18.30, vuelve a Utilísima con un programa un tanto diferente a los que venía haciendo, en donde comparte conducción con Mariano Peluffo. Se trata del magazine "Tu vida más simple", donde se darán consejos de decoración, cocina, organización y va a haber invitados y especialistas.

–¿Es verdad que durante tu embarazo, cuando tuviste que hacer reposo, te la pasaste mirando Gran Hermano con Mariano Peluffo?

–Sí, me divertía mucho. No veía las partes donde hablaban los de adentro de la casa, que mucho no me importaban, yo me divertía con la parte donde hablaban los panelistas en el debate, con las cosas que decía Mariano, De Caro y todos ellos. Yo necesitaba no pensar demasiado en cosas profundas. Ahí sentía que lo conocía, porque él es bastante relajado. Cuando lo conocí en persona era igual que como era en la tele, por eso muchos invitados no se daban cuenta de si estaba prendida o no la cámara.

–¿Sos muy detallista con tus proyectos?

–Sí, mi detallismo es insoportable. Me tengo que sentir cómoda con casi todo y eso también fue un proceso porque había mucha gente que no conocía, que la había visto en el canal pero no habíamos trabajado. Y va saliendo naturalmente con quién te sentís más cómodo.

Leé la nota completa en el sitio de 7 Días - Narda Lepes: “Mi detallismo es insoportable”