Firme, paso a paso, a pesar de su juventud Daniela Herrero lleva más de una década cantándole al mundo. Cuando su primer disco llegó a las bateas en 2001, todos vieron en la dulce niña de 14 años a la heredera de Fabiana Cantilo. Un poco más arisca, con pocas ganas de aceptar las reglas de la industria y varias ideas de cómo abrir su propio camino, Herrero llega a Madre, su quinto disco que presentará el 9 de agosto en el ND Ateneo, con ínfulas de ganadora en el terreno de la autogestión y algunos premios en su haber. Los Premios Gardel acompañaron momentos importantes en la vida de Herrero. En el año 2004, además de ganar el premio en el rubro Mejor álbum artista femenina, cantó “Juntos a la par” con Pappo Napolitano. Este año está nominada como mejor cantante de pop. “Me pone muy contenta estar nominada con Marcela Morello, porque es una mina muy laburadora”.

–Lo tuyo siempre fue el rock. ¿Te sorprendió ser nominada en el rubro pop?

–No, me ternaron como mejor artista pop porque en el rock no quedamos muchas mujeres. El rubro del rock está vacante. Igual, no me siento cómoda cuando me meten en un estereotipo, yo hago pop rock.

–¿Qué hay de especial en Madre?

–Este disco es muy especial para mí porque si bien me metí en la autogestión con el disco anterior (Alta Voz), esta vez la experiencia y lo que aprendí me permite sentir la libertad. Lo lindo de estar libre. En este sentido, no siento obligaciones para hacer nada, es todo muy artesanal, estoy un poco en todo.

–¿Qué diferencias tiene este material con los que hacías cuando estabas en una discográfica?

–Es muy autorreferencial. Está hecho en un contexto mucho más sincero, las letras son menos metafóricas. Hablo de superación y de la importancia de crecer y de irle de frente a la vida.

Leé la nota completa en el sitio de Veintitrés - Daniela Herrero: “El rubro del rock está vacante”