La lluviosa noche del jueves fue testigo de la presentación para la prensa de “Granos de uva en el paladar”, en pleno centro porteño. La obra, que entrelaza tres historias desarrolladas a partir de tres cuentos de Susana Hornos, comienza poco antes de la Segunda República española y culmina en la actualidad. A través del relato, las seis actrices recrean distintos personajes que retratan el sin sentido de la guerra y sus consecuencias, de la dictadura y el posterior olvido de los años del terror. Entre los asistentes a la Avant Premiere se pudo ver a Federico Luppi, Marcelo Duhalde, secretario de prensa y comunicación del Archivo Nacional de la Memoria, y a Tati Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. 

INFOnews: En la obra, se pone el énfasis en “la gente común”, esas personas cuya voz no se ve retratada en los libros de historia españoles.

Zaida Rico: Así, es, intentamos retratar al ciudadano normal, quienes realmente han sido pequeños grandes héroes anónimos. Por ejemplo, en el segundo cuento, se hace mención de a las “13 rosas” (NDA: un grupo de 13 mujeres fusiladas por el Franquismo en 1939), que son todo un ícono y que representan al resto de las mujeres.

Susana Hornos: En general, en la guerra se habla de ganadores y perdedores, del costado político, o eso de que “los que sufren son las madres y los niños”; pero nunca se puntualiza, no se dice “esta madre”, “esta mujer”: Aquí le hemos puesto nombre y apellido a esas historias anónimas. Sin caer en estereotipos, en el primer cuento se puede ver a dos tipos de mujeres muy marcadas: la madre destinada a ser ama de su hogar y a perpetuar la especie, luego madres de esos hijos que han muerto en la guerra; esa voz silenciada. Y por el otro lado, la mujer guerrillera, la maestra, esas mujeres tan valientes que se han opuesto. Eso está bien marcado. 

IN: ¿Cómo surge el apoyo de Madres de Plaza de Mayo, y qué significó para ustedes?

SH: Yo la conocía a Tati Almeida, de Línea Fundadora de Madres, hace muchos años. Primero me acerqué a ella, le comenté sobre el proyecto, sobre la obra, y no hizo falta nada más. Eso habla de la generosidad, la empatía y de cuántos lazos comunicantes hay entre España y Argentina. Cuando comenzamos a hablar con las actrices, a hacer memoria sobre nuestra historia, una de las primeras figuras que apareció fue la de las “Mujeres de negro”, que fueron esas mujeres que por tratar de averiguar dónde estaban sus hijos, por ir a buscarlos a las cárceles, les rapaban el pelo, les daban aceite de ricino y las obligaban a hacer “el paseíllo”. Esas mujeres fueron silenciadas y olvidadas luego. Para nosotras, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo son la continuación, en Argentina alguien tomó el testigo. Además, las Madres ya son un símbolo mundial de lucha.

ZR: Su apoyo fue un verdadero regalo. Además de Tati, uno de los primeros en acercarse fue Marcelo Duhalde. Él nos acercó a un montón de agrupaciones, como el caso de H.I.J.O.S, entre otras. Nos sentimos muy arropadas, muy cuidadas por todos.

IN: Eligieron estrenar aquí en Argentina; ¿Imaginan cómo sería la recepción de la obra en su país natal?

SH: Estamos con ganas de llevar la obra a España, haciendo preparativos. Allí hay una red hermosa de teatros alternativos, ojalá podamos hacerlo para fin de año. Hoy, nuestra prioridad es Argentina, queremos recorrer el interior del país, visitar los centro clandestinos de detención, y luego sí, cerrar el círculo en España. 

ZR: Por desgracia, a lo largo de la historia, en toda América Latina han habido dictaduras. El objetivo a corto plazo es Argentina, a medio plazo es poder “latinoamericanizar” la obra, y el objetivo final es España. Esta obra se universaliza.

Susana Hornos asegura que en las calles españolas, estos temas no se suelen tocar, si bien existe un grupo de actores y directores que siguen retratando estos trágicos hechos, el público los recibe con renuencia. “En España, la gente dice ‘Ay, otra obra de la Guerra Civil, de la memoria’, con rechazo. Pero ven diez películas de guerra norteamericana y no pasa nada”, sintetiza Hornos, y Rico completa: “Cada obra de arte distinta coloca un granito de arena por la memoria. Todo el tiempo se habla de no remover, de no escarbar. Pero aún hay mucha gente enterrada bajo la tierra”.

Granos de uva en el paladar.
Dirección: Susana Hornos y Zaida Rico.
Elenco: Arantza Alonso, Lucía Andreotta, Marta Cuenca, Clara Díaz, Sauce Ena y Ruth Paleja.
Estreno: Jueves 9 de febrero a las 21.
Todos los jueves de febrero y marzo a las 21, en el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543).