El amor como un estado de vulnerabilidad