ALUCINEMA | Crítica de Esquirlas | Natalia Garayalde | Explosión en Río Tercero

Esquirlas: la explosión de Río Tercero contada en primera persona

Se estrenó el documental de Natalia Garayalde compuesto por filmaciones realizadas con la cámara familiar antes, durante y luego de uno de los atentados impunes ocurridos en los años del menemismo.

La explosión de un arsenal en la Fábrica Militar Río Tercero, en 1995, dejó claro para siempre la desgracia que significaron los años del menemismo para la Argentina. El legado de aquel atentado son sus sobrevivientes, los habitantes de esa ciudad cordobesa que nunca más fue igual. Y ahora, también, las imágenes de lo sucedido hechas cine.

Reloj, Soledad: cuando el cine cuenta las historias que hay que contar

El valor central de Esquirlas está en lo que se ve en pantalla y también en lo que queda fuera de campo por lo ominoso de lo sucedido aquel 3 de noviembre. Además, es insoslayable el notable trabajo de guíon y edición, ambos a cargo de su realizadora y protagonista detrás de las cámaras, Natalia Garayalde, quien aparece en algunos pasajes como la adolescente que era hace más de un cuarto de siglo.

Las secuencias de archivo familiar son la columna vertebral del relato y la empatía instantánea que generan tiene que ver con la tragedia histórica compartida. Se enuncia con imágenes desde la pantalla y se siente desde este lado, donde nos ubicamos quienes recordamos, descubrimos o redescubrimos lo que fue una trama macabra del poder de entonces. Esto último aparece en el film en forma de material periodístico de la época, entre el que se destaca una conferencia de prensa a cargo de Carlos Menem en la que trastabillaba entre mentiras explícitas y encubrimientos evidentes.

Las imágenes de los pedazos de mampostería en la calle, el polvo omnipresente en el aire, los gritos, la gente mareada porque el ruido de la explosión le seguía rebotando en la cabeza, entre otras urgencias de aquel momento post bombazo siguen resultando vibrantes para la mirada de hoy. Sobre ese escenario y atravesados por la impunidad del caso y la muerte que quedó instalada como uno de los íconos de la ciudad cordobesa, sobresalen en el film las risas y el entrecruzamientos de recuerdos familiares, parte de una postal en movimiento y en vhs, una colección de fotogramas de un país en un momento clave que bien vale la pena no olvidar.

Vigilar y castigar con 35 grados bajo cero

Esquirlas se estrena ahora en los cines de Argentina pero viene de un paso exitoso por distintas partes del país y el mundo. Sus primeras proyecciones oficiales fueron en el Festival Internacional de Mar del Plata de 2020, en el marco de la Competencia Argentina, habiéndose llevado de esa edición virtual el premio José Martínez Suárez a la mejor dirección y también el premio a la mejor película por parte de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA), entre otros reconocimientos.

Esquirlas. Argentina, 2020. 70´ Guión y Dirección: Natalia Garayalde. Edición: Martín Sappia, Julieta Seco.

Dejá tu comentario