TODOSHOW | Festival C Pibe | Halloween

Festival C Pibe de Halloween: que no se corten el juego y el rock

Te contamos cómo fue el Festival para las infancias y familias con rock en el Complejo Art Media de Chacarita.

Saltar, cantar, dibujar, leer, poguear, jugar. ¿Existe algún plan mejor que jugar? ¿Qué es la infancia sino es jugar? ¿No es el rock acaso la mezcla perfecta entre juego, infancia y rebeldía? Ese es el espíritu del Festival C PIBE que tuvo este domingo su edición especial de Halloween. Pibes, pibas (y también mapadres) de todas las edades asistieron al Complejo artístico y cultural ART MEDIA en el barrio de Chacarita con sus disfraces de esqueletos, gorros y varitas de brujas. Tampoco faltaron los maquillajes de zombies ni las tradicionales calabazas tan gigantes como tenebrosas.

En el amplío galpón, sillas y mesadas pobladas de hojas y marcadores daban la recepción a niñes y no tan niñes. La propuesta: dibujar y crear historietas con las temáticas  de Halloween. De yapa una bolsa con regalito: marcadores de Pizzini para seguir pintando en casa. Luego, las telas: allí las mismas chicas que impresionaban por los aires, les daban las primeras lecciones de técnica a cada pibe y cada piba que sueña con volar como Peter Pan o trepar por los edificios como Spider Man. 

Vestido de Spider Man hay un niño preparando unas pizzas de madera. Con o sin disfraces, juegan las niñeces: con luces, enchufes y pelotitas multicolor. Y a un costado se impone, magnánima como corresponde, la biblioteca. Libros con textos y dibujos que marcan una época en donde la diversidad está a flor de piel. La soberanía alimentaria, los sueños sin reyes ni princesas, el antiespecismo y las diversas formas del amor son algunas de las principales temáticas que eligen autorxs e ilustradorxs tanto locales como internacionales.

Y por último el escenario. El show. Allí donde Rudy Güemes entretiene con su show de globos al público y Laberinto Masticable, el grupo de humor teatral para las infancias, conformado por Gabriel Wiznia, Gustavo Nilsson y Mauro Vuoto, cuenta sus historias de terror. Y el cierre es a puro rock y pogo para todas las edades. Gabriel Wiznia y Valeria Donati, organizadores del Festival C Pibe y cantantes de la banda infantil Los Ravioli, culminan la jornada pidiendo que “el juego del resorte no se corte”. Enseñando que el juego no se corta porque la vida siempre es juego en las niñeces y en la adultez también. Y así entonces zombies y brujas volverán a sus casas saltando como resortes para seguir jugando por infancias siempre libres.

Dejá tu comentario